Translate

martes, 30 de abril de 2013

LA ODISEA CONTINUA

¿Alguna vez pensé que los berrinches habrían acabado cuando pisara suelo español con mi hija? La respuesta es NO. De hecho, en la entrada del 14 marzo pasado, que titulé "Acreditación de PIAO en Etiopía y paciencia. Aquí y allí", ya hablé de los retrasos que se estaban produciendo con la inscripción de mi hija en el Registro Civil de mi ciudad. Pues bien, hoy, mes y medio después, cumpliéndose mañana cinco meses de nuestra llegada a España, mi pequeña y los demás, seguimos sin Libro de Familia, ya que este se encuentra aún en el Registro y ella no ha sido inscrita.

Hace unos minutos volví del Juzgado y me encuentro totalmente exasperada, hasta el punto que he pospuesto la redacción de un documento que debo presentar allí para evitar incluir comentarios en el mismo que pudieran perjudicarnos. No estoy en condiciones de mantener las formas en este momento.
Una vez aportado todo lo exigido, el expediente fue remitido por la funcionaria del Registro Civil de Chiclana a Fiscalía, en Cádiz, donde tenía que ser visado para, posteriormente, proceder a su inscripción.
Ayer, viendo que la demora era excesiva, telefoneé a Fiscalía donde me informaron de que el expediente ya había sido devuelto al Registro, en Chiclana. Concretamente, fue el 12 de marzo cuando cuando se remitió a su lugar de origen. Con esta información y sin más noticias hasta el momento, esta mañana me dirijo al Registro donde la funcionaria me informa de que, efectivamente, se encuentra allí -aunque aún no me lo ha comunicado por falta de tiempo y tenía previsto hacerlo inmediatamente (casualidades de la vida)- pero que no pueden inscribirla porque el fiscal ha decidido que en la sentencia emitida por el tribunal etíope no se concreta que la adopción sea firme.
Me quedo estupefacta, se me ponen los vellos como escarpias y siento como la sangre me hierve. Parece que, en cualquier momento, me van a estallar las venas y va a empezar a salir a borbotones.
No me contengo. Lógicamente, la decisión no es atribuible o reprochable a la funcionaria -que sí el retraso, ya que por mucho que le hayan indicado que debe dar prioridad a otras tareas, el esfuerzo en levantar un teléfono es mínimo, máxime teniendo en cuenta de que se trata de la situación de una menor lo que está en juego-.
Y en esas estamos. En el informe del fiscal se expresa textualmente que "...Con respecto a otros efectos aparece en la sentencia los referidos a la irrevocabilidad o firmeza de la resolución. No se concreta que quedó firme".
Que me lo expliquen. Si se refieren en la sentencia a que la adopción es irrevocable o firme, ¿qué significa que no se concreta? Está claro que mi idioma nativo no es el español sino el andaluz pero creí haber adquirido un nivel alto del primero. Sin embargo, ya ven, ni mis estudios de Derecho ni mi conocimiento del español son suficientes para entender tales conclusiones. O quizás no asimilé bien los conceptos del Dicurso del Método cartesiano relativos a la afirmación de la razón como criterio fundamental de la verdad.
A todo esto me indican que me dirija a las autoridades etíopes, es decir, a la Corte de Addis Abeba, y solicite un documento en el que se concrete la firmeza de la resolución adoptada por la jueza. 
Me remito a la primera mitad del siglo XX, cuando Apollinaire escribió: "Cuando el hombre quiso imitar la acción de andar, creó la rueda, que no se parece a una pierna. (...) Después de todo, el escenario no se parece a la vida que representa más que una rueda a una pierna". 

Con todos mis respetos, al Fiscal, a la funcionaria y a unos cuantos más, les enviaría -siquiera para cubrir una sustitución de manera temporal- a la Corte de Addis o al Juzgado de Lalibela, por ejemplo. Quizás de ese modo comprendieran muchas cosas que, en su pequeño mundo, no caben porque les quedan grandes como consecuencia de un evidente desconocimiento, de un hueco en su saber que la preparación de unas oposiciones y el estudio no han conseguido llenar.
Ahora estoy dudando. No sé si presentar un escrito en el Juzgado, como teóricamente debería hacer, o facilitarle a quien corresponda el enlace a mi blog y que lean esta entrada.
CONTINUARÁ.


lunes, 1 de abril de 2013

ABRIL, TU ESPERANZA

Como comenté en mi última entrada, aunque ya no me toca esperar para mí sí que lo hago junto con vosotros y voy "reviviendo" mi experiencia.

Hoy he reparado en que comenzamos nuevo mes y he sentido lo mismo que antes, cuando aún no tenía a mi niña. He pensado que, pasada la Semana Santa, con sus fiestas, sus días inhábiles, etc., renace la esperanza. Todo vuelve a su curso normal y no hay excusa ya para demorar que los procesos vuelvan a echar a andar.
El mes de abril, además, es un mes de "transición". Acaban de cambiar la hora, el tiempo meteorológico está "progresando" poquito a poco (este año se retrasa el ambiente primaveral en la mayor parte del país pero llegará, como todo) y la astenia que sufren algun@s en estas fechas tiene que tornarse en celebración para much@s que esperan la llamada de asignación o el encuentro con sus hij@s.

Pensad en ello, en el comienzo de un nueva etapa, en el renacer y en la felicidad que, en su momento, que ojalá sea muy pronto, llegará a vuestras vidas. Yo lo hacía a menudo y el mío fue un "embarazo" de elefante y un "parto" largo y doloroso pero la recompensa llegó. 
Y mi caso no es único ni especial -aunque para mí signifique lo máximo- sino uno más que, como tantos otros, culminó felizmente. Much@s pudisteis hacer realidad vuestro sueño antes (en algunos casos con más y en otros con menos dificultad), otr@s aún no lo habéis conseguido pero, como repetía constantemente cuando aún no había podido abrazar a mi nena, todo llegará.

Estrenamos mes y con él os envío una tonelada de buenas vibraciones. 
Que suenen pronto los teléfonos y las risas nerviosas y los llantos emocionados...

Mucha suerte, compañer@s. Quiero seguir compartiendo y "reviviendo" con tod@s vosotr@s. Estoy ansiosa.