Translate

sábado, 30 de marzo de 2013

REVIVIENDO CON VOSOTROS

Continuar comunicándome por diferentes vías con personas que aún están en proceso de adopción me hace revivir contínuamente mi experiencia, aunque los meses vayan pasando...
Cada vez que alguien anuncia que tiene asignación, recuerdo cada detalle del 23 de febrero del pasado año.
Cuando hablan de fechas de juicios, ídem. Y así sucesivamente.
Quizás por eso, por primera y única vez desde que tuve intención de escribir una novela, hace ya muchos años, van sumándose algunas páginas a ese libro "en construcción". Pero debo organizar mis ideas con cierto criterio porque son tantas las cosas que quisiera expresar que podría concluir en una marabunta y no es lo que pretendo. Quiero forjar algo con sentido y lógica no un montón de viviencias aislasdas e inconexas.
Hoy pensaba en los viajes a Etiopía que varios compañeros del foro están a punto de realizar. No es que quisiera dar marcha atrás pero sí volver al país de mi pequeña con la experiencia que hoy tengo.
Cierto es que me informé, pregunté y me sirvió de mucho el testimonio de varias personas que habían estado antes pero siempre queremos más aunque, seguramente, volvería a ocurrirme lo mismo una y otra vez.
Lo que sí mantendría sería la disposición con la que viajé y aconsejaría a quienes lo hagan en el futuro ir con la mente y el corazón abiertos, emprender el camino con positivismo y sin miedo, sabiendo que lo peor ya ha pasado y que hay que acudir con una gran dosis de tolerancia y respeto, a sabiendas de que es necesario obviar las ideas preconcebidas, dejar atrás la particular organización de nuestras respectivas vidas y entender que lo que se vea es lo que hay que asimilar como lo normal en un mundo muy distante pero con el que, al fin y a la postre, tenemos muchas cosas en común si analizamos el fondo y no nos dejamos obnubilar por la forma.
Si volviera... probablemente haría lo mismo, por mucho que diga.
Lo importante no es lo que lleves en la maleta o lo que olvides en casa.
Lo importante es que vuelves con esa parte de ti que está tan lejos y tan cerca al mismo tiempo, que te hace sentir completa y llena, con tu hijo o hija.
Lo importante es regresar cargada de amor, de amistad y de lazos indestructibles.

3 comentarios:

  1. Estefanía¡qué buena entrada!suscribo cada letra que has puesto,cuando uno viaja a otro país hay que empaparse de todo lo que hay allí,y dejarse llevar y dejar de comparar en mis pais se hace se hace de tal forma,ir con una mente abierta,para poder transmitir a nuestros hijos lo vivido,que al fín al cabo será lo que le quedará,hasta que ellos decidan volver a reconocer el país,o quizás no lo hagan nunca.Un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Marina.
    Es que, como se suele decir, tendemos a ver la mota en el ojo ajeno pero no la paja en el nuestro.
    ¡Ay, que te nos vas ya mismito...!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, creo que debemos ir muy abiertos de miras. No esperar con prisas nada, adecuarnos al ritmo de las cosas allí, disfrutar de todo, trámites incluidos ...
    Gracias por recordarnos ese cambio de chip, que nos irá muy bien.
    Y sobre todo disfrutar de lo que hemos ido a buscar, nuestro tesoro, nuestro hijo!!!

    un beso

    ResponderEliminar

Deja tu comentario. Me hace ilusión saber que estuviste aquí. Gracias.