Translate

jueves, 31 de enero de 2013

ASIGNACIONES EN CHINA

Hace unos minutos me dio un vuelco el corazón.
Vi en mi smartphone que tenía nuevo correo electrónico. Era una alerta que tengo activada en Google+. Remitía Adecop y el asunto decía: "Nuevas asignaciones..." Se quedaba ahí.
Cuando lo abrí, rápidamente, comprobé que se trataba de asignaciones en China. El mensaje informaba  tal como sigue "...a 31 de enero de 2013 la fecha de corte de las asignaciones en China es el 17 de octubre de 2006".
No voy a negar que, por razones obvias y, especialmente, pensando en una amiga en la distancia (aunque aún sólo le haya puesto cara por foto) me ilusioné imaginando que una de esas asignaciones era la suya (también será mamá en Etiopía), aunque me extrañaba que no me lo hubiera comunicado inmediatamente porque, a pesar de los kilómetros que no separan y del nulo contacto físico, hemos vivido muchos momentos juntas y sabe que estoy casi tan expectante como ella.
Y sentí una momentánea decepción. Pero enseguida me recompuse y me embargó una gran alegría por todas aquellas personas que están en proceso de adopción en China. Ellas también esperan con ansias su maternidad/paternidad y, desgraciadamente, los tiempos hasta que llega se han alargado enormemente. Ellas están sufriendo la misma intranquilidad, incertidumbre, nervios e impaciencia. Ellas también van a ser papás o mamás adoptivos/as, el lugar de origen de sus retoños es lo de menos. Ellas se merecen que, de una vez por todas, les llegue su momento. Se lo han ganado a pulso.
Al menos, aunque los pasos se vayan dando despacio, la fecha de corte va avanzando y el día de tener a su hija/o entre sus brazos se acerca. El ritmo es mucho más lento que hace unos años pero siguen su camino y la puerta continúa abierta. Eso es lo que realmente importa.
Un abrazo cómplice, desde aquí, colmado de apoyo y de cariño, para todos los papás y las mamás que aguardan con esperanza e ilusión la mágica llamada que les anunciará que les espera su hijo o su hija en China, en Etiopía, en Rusia, en España... en cualquier lugar del mundo.

12 comentarios:

  1. Ay, yo he pensado lo mismo que tú... ¡me ha dado un vuelco el corazón al ver lo de las asignaciones!!! Luego un bajón momentáneo al ver que NO eran de Etiopía. E inmediatamente me he sentido culpable al ser tan egoista... ¡esas familias también se merecen estas noticias!!!
    En fin... cada día queda un poquito menos..
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea así, Inés. Y que este año 2013 haga crecer muchas familias.
      Besos.

      Eliminar
  2. Un día menos, un día más cerca de nuestros peques para todos y todas. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. Cada día que pasa es uno que se resta al calendario de la espera. Un besito.

      Eliminar
  3. Me uno a tu abrazo Estefania.Al fin al cabo todos estamos en el mismo barco aunque para algunos, por desgracia, el viaje se le haya alargado más de lo debido.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las aguas hacen zozobrar los barcos muy a menudo. Pero lo importante es que todo el mundo llegue a buen puerto... Besos.

      Eliminar
  4. Es una pena que China se haya alargado tantísimo. Muchos ánimos a todas esas familias que están esperando a sus retoños!!!!

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad es una pena, sobre todo teniendo en cuenta la rapidez con que antes se llevaban a cabo los procesos de adopción en China. Ojalá los plazos se acorten y muchas personas puedan abrazar a sus niños muy pronto, sean de donde sean. Besos.

      Eliminar
  5. Estefanía, me ha encantado la entrada anterior, que no había visto aún. Preciosa. Ya te he dicho en alguna ocasión que me encanta como escribes.
    Ánimo a todas las que esperáis a vuestros niños y niñas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Virginia.
      Y me uno a tus ánimos para todas las familias que están en la espera, que se hace larga pero que merece la pena.
      Besitos.

      Eliminar
  6. Mucho ánimo para todas esas familias que esperan que sus hij@s vengan de China, realmente es una barbaridad que tengan que esperar tanto tiempo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy complicado el camino y muy larga la espera. Les mandamos ánimo y nuestro cálido abrazo.
      Un besito.

      Eliminar

Deja tu comentario. Me hace ilusión saber que estuviste aquí. Gracias.