Translate

viernes, 16 de noviembre de 2012

DESDE ADDIS, CON AMOR (1ª parte)

Mis queridos/as amigos/as, como la mayoría sabéis, os escribo desde Addis Abeba (Etiopía).
Hasta hoy -si es que al final queda publicada- no he podido colgar una entrada y en una sola es imposible resumir todo lo que en estos seis días he vivido, pero se irá haciendo poquito a poco.
Voy por orden cronológico porque, ¡son tantas cosas! Hasta he pensado, aprovechando mi estancia en este país y mi mayor disposición de tiempo, escribir mis experiencias en forma de relato, porque hay temas -relacionados o no con la adopción- que me gustaría dejar plasmadas de manera narrativa con detalle para no olvidarlas jamás, para que mi hija las lea alguna vez y para que, si es posible, lleguen a otras personas.
Empezamos por el viaje.
Dado que nuestro primer vuelo -con Alitalia- salía desde Málaga hacia Roma a las 14.00 h. del sábado 10 de noviembre y dicha ciudad queda a más de 200 kilómetros de donde vivo, decidimos llevarnos un coche y dejarlo estacionado en un parking de larga estancia del aeropuerto. 
No pude acostarme temprano, recordaba muchas cosas que debía llevar y me quedaba trabajo por hacer. Y hubo que madrugar. No importaba. Cargamos en el coche los siete bultos que llevábamos y ¡a la carretera!
Aprovecho para contar que nos permitían llevar -facturadas- dos maletas por persona, cada una de  ellas con un peso máximo de 23 kilos. También llevábamos, debidamente embalada, una sillita de bebé, una maleta de cabina cada uno y mi bolso de mano.
Cuando salimos de casa llovía a mares y estaba aún muy oscuro. Menos mal que las conexiones por carretera Cádiz-Málaga son actualmente muy buenas y, al poco de salir, la lluvia fue amainando.
Llegamos al aeropuerto de Málaga con bastante antelación, yo creo que demasiada, pero bueno... Por cierto, con manifestación de los trabajadores de AENA incluida. 
Y comenzo la espera. Una espera que se hizo mucho más amena con la llegada de Diana y su familia.
Muchos de vosotros conoceréis a Diana por sus comentarios en el grupo "ADOPCION ETIOPIA" de facebook. Yo la conocí también vía Internet. Con el tiempo, intercambiamos nuestros números de teléfono, comenzamos a enviarnos algún mensaje a través del wathsapp y mantuvimos unas cuantas conversaciones telefónicas.
A nosotros nos asignaron en febrero y a ella en julio pero, claro, nuestro caso, como ya sabéis, sufrió retraso y nos encontramos, a pesar haber sido asignados cinco meses antes, esperando fechas de juicios en la misma época. Además, ambas tramitamos con PIAO-Sevilla.
Llegó nuestra fecha -no te enfades, Diana (ya sé que no), pero nos tocaba antes, ¿eh?- y, posteriormente, la suya.
Habíamos hablado de la posibilidad de coincidir en Etiopía, cosa que ya me ha ocurrido con anterioridad con otras compañeras de camino como Toñi, Fuen, Elena o Patricia, entre otras, sin suerte, pero hemos viajado antes, aunque aún existe la posibilidad de que compartamos en esta generosa tierra siquiera unas jornadas...
Cuando supo que partiríamos de Málaga (ya que ella vive en Nerja, una población de la provincia malagueña), Diana me comunicó que iría al aeropuerto a despedirnos junto con su marido. Me causó una gran ilusión y muchísima alegría.
Llevábamos un ratito en el aeropuerto cuando nos encontramos. La reconocí desde lejos y ambas salimos corriendo y nos fundimos en un cálido y sincero abrazo. Creo que las dos hicimos esfuerzos por reprimir el llanto porque fue un momento muy, muy emotivo. Y pienso que con ese abrazo sellamos una gran amistad que espero que perdure en el tiempo.
Estuvimos, mi marido y yo, con Diana, su marido y su guapo y encantador hijo (ella, al igual que yo, tiene un hijo biológico con sólo seis meses de edad menos que el mío). Una familia entrañable, a la que ya quiero mucho, y que, si Dios quiere, en unos días se verá aumentada con la llegada de su etiopita.
Llegó la hora de facturar y nos despedimos. Ese momento me dejó un sabor agridulce. Estaba pletórica porque se acercaba el momento de emprender el viaje hacia nuestra niñita pero un poco decepcionada porque me hubiese gustado que volásemos juntos los cuatro.
Nos acercamos al mostrador y lo primero que oímos fue al joven del mostrador decir que no podían facturar el equipaje hasta Addis sino que en Roma tendríamos que recoger ¡¡¡todas las maletas!!! y volver a facturarlas... porque teníamos billetes separados para el primer y segundo destino. No daba crédito a lo que oía. Sólo de pensar que había que cargar con todo aquello de nuevo y facturarlo. Le comentamos que en la agencia nos habían dicho que sólo facturaríamos en Málaga. Además, tengo que decir, que el señor de la agencia que nos atendió fue extremadamente amable, se preocupó incluso por solucionarnos asuntos que no le concernían e hizo las gestiones de una manera ágil y certera. Al final, después de hacer una llamada telefónica, reconoció que se había equivocado y que estábamos en lo cierto, las maletas iban directamente a Addis sin necesidad de facturar nuevamente. En la agencia nos habían dicho lo correcto... ¡Menudo susto!
Una, dos, tres, cuatro maletas... peso correcto... todo en orden... Y... ¡la sillita de bebé! Nuevo contratiempo. No podíamos incluirla en el equipaje facturado porque ya llevábamos dos bultos cada uno. Sólo se permitía si llevásemos bebé. Pero, dado que no era así, tendríamos que facturar como extra y pagar su transporte. Pensé que igual me salía más barato comprar una en Addis...
Entonces, se me ocurrió explicarle que aún no llevábamos bebé pero que viajábamos para concluir el proceso de adopción de una niña pequeñita y necesitábamos esa silla, lo cual podía demostrarle porque llevaba encima el billete de vuelta de la menor.
El hombre accedió a mirarlo y, dadas las circunstancias, se ofreció a acudir al mostrador de Alitalita para pedir autorización. Sólo tardó unos minutos y volvió diciendo que habían autorizado el transporte de la silla y que sólo teníamos que acercarnos a una cinta específica para bultos más frágiles. Así lo hicimos. No hubo problema alguno y... partimos hacia Roma, adonde llegamos sobre las 16.20 h. y tendríamos que esperar hasta las 23.00 h. el vuelo que se dirigía a Addis Ababa, la tierra que vio nacer a nuestra hija.
Me he extendido tanto porque había detalles que no podía omitir, algunos de los cuales, como el de la facturación y peso de las maletas y demás, creo que pueden servir a futuros viajeros para ir prevenidos basándose en mi experiencia, al igual que yo he aprendido muchas cosas de otros que me han servido y me están sirviendo enormemente.
Como la entrada se está haciendo muy larga y ya esta tarde, 23.30 h. en Etiopía, y estoy algo cansada, seguiré mi relato mañana casi con total seguridad.
Con su permiso, les dejo una foto que Diana y yo nos tomamos en el aeropuerto, minutos después de conocernos. 
Desde aquí, un beso muy fuerte para ella y otro para el resto de vosotros.
No os olvido.

17 comentarios:

  1. Gracias por contarnos preciosa!!! Y con tanto detalle!!!
    Sé lo malas que son als conexiones en Addis ys e agradece muchísimo!
    Me ha encantado leerte!
    Un besazooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tanto detalle voy que aún no he pasado del primer día... Como los culebrones. Esto lo llevan a la pequeña pantalla, fijo.
      Gracias, Meri. Y un beso.

      Eliminar
  2. Esther Martinez Casabella17 de noviembre de 2012, 1:43

    Que ilusión leerte,me conecto cada dia para ver lo que escribes,un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, disculpad que haya tardado un poquito, Esther. Pero lo prometido es deuda y seguiré. Por supuesto. Besitos.

      Eliminar
  3. Gracias por contarnos tantas cosas aunque reconozco que estoy deseando que sigas con la historia y nos cuentes cosas de tu peque.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lidia, a ver si en la próxima entrada logro llegar al primer encuentro con mi nena, porque al paso que voy... tengo historia para rato...
      Besitos.

      Eliminar
  4. Bombón!!! Gracias, gracias y mil gracias por contarnos todo con tanto detalle!!! Desde luego que si nos ayudas para los que vamos detrás....
    Estoy deseando que continues con otra entrada!!!
    Muacksssssssssss!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ypai, ahora estoy con esos asuntos para que vayan sobre aviso otras personas pero luego entraré en otros detalles prácticos que creo que pueden servir. Un beso y gracias por estar ahí.

      Eliminar
  5. Que guay Estefania. Como se agradece toda esta info que das. De seguro que será muy útil, ya que con los nervios a veces no se piensa en muchas cosas.

    disfruta la estancia. Pensamos en vosotros todos los días.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad, Samaiaui. Si es que se hacen hasta listas y luego se olvidan cosas. Pero no es problema. Lo realmente importante está esperando en Etiopía. Y lo demás... hay de casi todo y de lo que no... se puede sobrevivir sin ello.
      Besos.

      Eliminar
  6. Hola fany, la verdad es que estoy muy impaciente por saber como fue el juicio y principalmente tu primer encuentro con tu hija. Mi marido y yo estamos nerviosos pues se supone somos los proximos en asignacion en andalucia.
    Muchos besos y m alegro enormemente de que por fin hayas cogido a tu hija en brazos, de imaginarmelo me emociono muchisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, espero que esa asignación que esperáis llegue muy, muy, muy pronto... en cuestión de días. Y, por favor, cuéntamelo en cuanto lo sepas, no lo olvides.
      Un besito y gracias.

      Eliminar
  7. Si parecéis hermanas!!!!!!! Estamos a la espera de la segunda parteeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, jajaja. Me gusta la foto.
      Bueno, la segunda parte ya está. Ahora a por la tercera... Hay muchas entregas pendientes.

      Eliminar
  8. Hola guapos gracias por estas palabras,creo que te estabamos todos esperando,cuando puedas nos sigues contando, creo que una parte de tus seguidores estamos impacientes pero entendenos la sitacion, disfutar de esa pequeñaja que lo mereceis.Un beso Montse

    ResponderEliminar
  9. Aish Estefanía, qué ganas de que llegues con tu peque!! Y de que tengas un ratito para explicarnos más cosas... ¿sabes? creo que eres la primera persona que nos explica tantas cosas durante su viaje (también te sigo a través de face) y eso se agradece MOGOLLON!!
    Muchos beisots guapa!

    ResponderEliminar
  10. Me encanta la foto con Diana, que caritas de "que ganas tenemos"!!! jajaja

    ResponderEliminar

Deja tu comentario. Me hace ilusión saber que estuviste aquí. Gracias.