Translate

miércoles, 12 de septiembre de 2012

UN RESPINGO EN EL CORAZON

Eso es lo que he sentido esta tarde-noche, un respingo en el corazón... A ver, ya sabéis que no he dejado de pensar cada día en mi pequeña, de ansiar el momento en que -de una vez por todas- suene el teléfono y me den la taquicárdica noticia de que ya hay fechas de juicios, que sigo impaciente y que mi ansiedad endógena -aunque no es evidente ni siquiera para mí misma en estos momentos- se manifiesta con unos incontrolables deseos de comer pero estas últimas semanas he estado bastante más tranquila que durante los meses anteriores, quizás por el considerable volumen de trabajo que estoy teniendo (sorprendente, teniendo en cuenta el escaso tiempo que lleva mi despacho abierto al público y los tiempos que corren). Sin embargo, hoy he sentido cómo el pulso se me aceleraba y el corazón me latía más deprisa tras leer el comentario de Samiauai en este blog -anterior entrada-, en facebook, e incluso de una mamá asturiana, que volvió recientemente de Etiopía con su pequeño,en un foro. Hablaban de que la ECAI Balbalika había anunciado la apertura de la Corte para el día once. Sólo que, como no han especificado en ningún caso el mes, me surge una duda. ¿Se están refiriendo al día once del presente mes de septiembre o al próximo once de octubre? Quisiera pensar que ya está abierta. Sería lo deseable. Pero el once de septiembre, si mi información es correcta, era festivo en Etiopía (celebración del año nuevo). Entonces, ¿habrán querido decir que se abrirá el once de octubre? Y, si es así, ¿se ha sabido con tanta antelación? Muchas preguntas para las que, de momento, no tengo respuesta. Se dispara la ansiedad de nuevo, más si cabe. Han caído tres barritas de cereales. A este paso la marca me contrata para la próxima promoción de su producto o tengo que acudir a un centro para desintoxicarme de la adicción a las susodichas barritas en sus múltiples variantes... Lo que sí es seguro es que tendré que someterme urgentemente a una estricta dieta porque los efectos del descontrol alimenticio se van notando. Y, por si fuera poco, si mi trabajo ya me obliga, habitualmente, a estar pendiente del teléfono casi todo el día, ahora volveré a convertirme en una mujer pegada a un móvil.

1 comentario:

  1. Estefania, siento que la aclaración no llegase enseguida. Ya te lo he comentado en facebook...
    A ver si vamos a ser culpables de que cojas unos kilillos de más. nO querría eso.
    En unos días ya abren las Cortes, uff... estarás con el bello de punta!

    un besote.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario. Me hace ilusión saber que estuviste aquí. Gracias.