Translate

miércoles, 8 de agosto de 2012

CIERRE DE LA CORTE

Con su mejor voluntad, me deseaba Campanilla, en respuesta a mi anterior entrada, que no pasase otra hoja de mi calendario sin mi pequeña pero, como le he contestado, aun estando aún a primeros de mes, sé a ciencia cierta que tendré que pasar esa página y, lo más seguro y como mínimo, una más.

Es una triste noticia pero no podemos cerrar los ojos a la realidad.

No se ha dicho mucho sobre el cierre de la Corte e incluso se ha puesto en duda que la jueza fuese a coger vacaciones pero, hace unos días, la ECAI me confirmó que -si bien no se sabía la fecha con exactitud- sí que cerraría a corto plazo por lo que, cuando menos, estuviese "tranquila" y no esperase noticias hasta pasada la primera quincena de septiembre.

Tranquila, sí, han leído bien. No creo que ese sea el término más adecuado.

Acaba la incertidumbre durante ese período de tiempo. No vives pendiente del teléfono ni te da un vuelco el corazón cada vez que ves en tu móvil una llamada perdida que no has oído o no has podido atender pero de ahí a estar tranquila...

¿Tranquila sabiendo que una niña, que ya sientes como tuya, lleva meses en un orfanato, sin saber en qué condiciones, cuando ya podría estar con su familia, con todas sus necesidades cubiertas? Porque, por mucho empeño que le pongan en la institución donde se encuentra -que no dudo de la profesionalidad ni del buen hacer de las personas que se encargan de ella-, sin lugar a dudas, no les sobra. Y lo que es tanto o más importante porque, como reza el dicho popular, "no sólo de pan vive el hombre", sin el calor de un hogar, de una familia a la que pertenece y que guarda para ella todo el amor del mundo.

Una vez más, por mis propios medios, he sabido que el día de cierre es el próximo 15 de agosto. La noticia no me ha llegado a través de la ECAI sino directamente desde Addis.

Hasta el momento, es una incógnita cuándo volverá a abrir. Pero ya usaré mis herramientas, por muy rudimentarias que parezcan, para enterarme.
Y ese día, el de la fecha de reapertura de la Corte, jornada fastidiosa para quienes -como en cualquier lugar del mundo- den por finalizadas sus vacaciones y se reincorporen al trabajo, será una fiesta para quienes esperamos con ansias.

Otra vez comenzarán las decepciones, la impaciencia, las lágrimas, el desencanto, los nervios... pero, al mismo tiempo, se abrirá una nueva puerta a la esperanza, al final de la cual, sin duda, hallaremos el camino que nos conducirá a la luz y a la alegría.

11 comentarios:

  1. Lo siento un montón Estefanía. Intenta llevar estos días lo mejor que puedas. Esto es injusto pero es lo que nos ha tocado vivir. El tiempo pasa volando y en cuanto nos demos cuenta estamos en septiembre y recibes la tan ansiada y merecida llamada. Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más, tengo que darte las gracias, Lidia.
      El tiempo va a pasar y mi niña estará aquí. Sí. Así será.
      Muchos besos.

      Eliminar
  2. Guapa mucho ánimo! ya se que nada consuela pero lo que dice Lidia es verdad el tiempo pasa volando aunque muchas veces no lo parece, en nada estaremos en Septiembre y cuando suene ese teléfono se te pasarán todas las penas. Es un proceso al igual que ilusionante en ocasiones frustrante y doloroso, pero nuestros peques nos quitaran todos los sinsabores con sus abrazos cuando lleguen! Un besote bombón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un millón de gracias, Isa. Siempre estás ahí.
      Cuando llegue ese momento, lo sabrás inmediatamente.
      Un beso, compi.

      Eliminar
  3. Muchisimo ánimo Estefania.Me pongo en tu lugar y puedo imaginar cómo debes de estar pasandolo.Desde aqui mi apoyo y cariño
    Muchos besos
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gema, cariño.
      Sé que puedo contar contigo.
      Muchos besos.

      Eliminar
  4. Joo, cuanto siento que tengas que pasar otra página del calendario, esperemos, cruzo los dedos para que sea la última, porque no puedo imaginar lo duro que debe ser pasar un día más sin tu pequeña.
    Mucho ánimo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Campanilla. No serán días sino semanas, puede que hasta meses... La página del mes de agosto la tengo que pasar seguro, la de septiembre... como no sean muy rápidos en esta ocasión. Pero no se puede perder la fe.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  5. También lo siento y entiendo cómo puedes sentirte,pero el tiempo pasa rápido, coge fuerzas y aire que ya mismo las necesitarás.¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso muy fuerte y gracias por todo, amiga mía.
      Y ya va tocando un ratito de charleta en directo.
      A nosotras sí que se nos pasa el tiempo rápido sin vernos... pero... ¡ya está bien!
      Bess.

      Eliminar
  6. Justo ahora me estoy poniendo al día con los blogs. He tenido mucho lío con las reformas del jardín desde que hemos vuelto de vacaciones...
    Me he leído tus dos últimas entradas e imagino lo agobiada que estarás, pero que ya no queda mucho es una verdad como un templo.

    Los inicios han sido apoteósicos, madre mía!!! Vaya lío de Comunidades y expediente aquí y allá, pero ya está superado.
    Ahora te falta un poquito más, y aunque pases otra hoja del calendario, seguro que antes de lo que crees ya estás con tu pequeña.

    Deseo que sea muy, muy pronto.

    besos

    ResponderEliminar

Deja tu comentario. Me hace ilusión saber que estuviste aquí. Gracias.