Translate

domingo, 6 de mayo de 2012

UN EMAIL DESDE ETIOPIA

¡Qué emoción...!
Mi amiga T., de la que ya os hablé en otra entrada, partió ayer hacia Etiopía y hoy he recibido dos correos suyos desde Addis.
El primero, unas líneas, dirigida a familiares y amigos, muy tempranito, diciendo que ya se habían instalado en el hotel y que, tras la pertinente ducha y el desayuno, les entregarían a su pequeña.
El segundo, ya por la noche, disfrutando de la compañía, tan esperada, de su niña. Sus palabras estaban cargadas de ilusión, de alegría, de felicidad... Y no es para menos. La chiquitina aún andaba -supongo que revolucionada con las novedades- por allí.
Estoy deseando verlas.
Y, leyéndola, me estoy imaginando en el hotel, con mi pequeñita en brazos, escribiendo una entrada cargada de emociones en este blog. Lo haré, sin duda.
No puedo evitar mirar el calendario cada día, hacer mis cálculos. Si estos se cumpliesen, si todo fuese tan sencillo como una regla de tres, si el tiempo de espera que me queda fuera directamente proporcional al de T., en un período de entre dos y tres semanas tendríamos fechas de juicio y sabría cuando, si todo va bien, estaría camino de la tierra que vio nacer a mi bebita.
Gracias, amiga, por compartir este importantísimo momento conmigo.
Gracias, a tod@s, por acompañarme mientras llega el momento y hacerme sentir arropada.
¡Tengo tantas ganas de publicar mis entradas desde tierras africanas y describiros esas asombrosas viviencias!, ¡tantas de estar de vuelta y continuar contando anécdotas y dando ánimos a quienes recorran esta senda!


8 comentarios:

  1. Estefania a tí tampoco te queda nada ya para recoger a tu niña y estamos deseando que nos cuentes tus maravillosas sensaciones en primera persona. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lidia. Así lo haré.
      No sé cómo se organiza el tiempo allí ni cómo funciona la conexión a internet pero intentaré por todos los medios conectarme y escribir unas líneas aquí cuando llegue el momento...
      Besitos.

      Eliminar
  2. Seguro Esfefania que en nada estas por esas bonitas tierras y esperaremos noticias felices de saber que vuestra pequeñita esta con vosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se cumplan tus palabras, Manoli. Y que pronto mi nena esté con nosotros. Dios te oiga.
      Bss.

      Eliminar
  3. Ya te queda muy muy poquito un empujoncito y estarás engachada a la red africana contándonos esa maravillosa experiencia, estamos deseando que sea así.
    un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudo que de así es, Campanilla (bonito nick, por cierto). Sé que vuestros buenos deseos son sinceros.
      Espero ser vuestra reportera en Africa muy prontito...
      Besos.

      Eliminar
  4. Esto está hecho Estefania, solo tienes que seguir un poquito más, es la recta final. En nada estás escribiéndonos esas emocionantes entradas, que nos animarán y nos ayudarán a mantener la esperanza y la ilusión.

    Un besazo.
    María J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, María J., ya este es el penúltimo tramo del camino hacia mi niñita.
      Y, por supuesto, jamás se deben perder las ilusiones, en este y en cualquier proyecto de nuestras vidas.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar

Deja tu comentario. Me hace ilusión saber que estuviste aquí. Gracias.