Translate

lunes, 23 de abril de 2012

DE UN BLOG PERDIDO

Ya ni me acordaba... Y hoy he descubierto/recordado que, antes de este, hace aproximadamente un año, creé otro blog en el que escribí una sola entrada y dejé de hacerlo. No sabía muy bien cómo funcionaba el sistema y perdí el acceso al mismo, así que, a posteriori, decidí crear este otro.
Hoy, casualmente, he accedido a él y he decidido recuperar la única entrada que en este había.
Quizás se trate de un tema ya comentado anteriormente pero me hacía ilusión conservarla y publicarla aquí, para tener un recuerdo de mi estreno como bloguera y para compartirla con todos vosotros, a quienes os agradezco enormemente estos minutos de atención. Aquí está. Gracias por permitírmelo.

"Vamos a dejarlo así. No vamos a usar términos más bruscos aunque también, por qué no decirlo, más apropiados para esas decenas y decenas de preguntas que los futuros padres adoptivos tenemos que oír a lo largo de nuestro, ya de por sí, largo y lentísimo proceso.
¿Por qué no compartimos esas palabras o cuestiones indiscretas que tan a menudo nos plantean?
De todos modos, lo importante es, a mi juicio, no enervarse demasido y salir airosos de estas.
¿Alguien ha tenido que escuchar, como yo, la imbécil pregunta de por qué no lo adopto "más blanquito"?
O, sin ir más lejos, no teniendo problemas de fertilidad, por qué no tengo otro hijo-a "mío"
Pues, señoras y señores, porque voy a tener un hijo o hija tan mío-a como el que ya tengo biológico. Parido por otra madre, desde luego, pero -a todos los efectos- mi niño-a, por el que sentiré (o ya siento) tanto amor y al que me entregaré tanto como por/al que lleva conmigo desde que vino al mundo y llevé en mi vientre.
Y a la primera pregunta absurda, racista, discriminatoria, malitencionada, estúpida... casi mejor no responder puesto que sólo me cabría decir: -Y tú, ¿por qué no eres menos ignorante, menos poca cosa y tienes más luces?
Sí, amigos-as, quienes lo han preguntado (no ha sido una sola persona), son "más blanquitos", claro, pero por dentro y por fuera, porque hasta el cerebro tienen "en blanco", vamos, que poco o nada hay dentro. Encefalograma plano. Dios... hasta risa me dan. Patéticos...".

2 comentarios:

  1. Pues si que comenzaste fuerte el blog, jajaja. Tenemos y tendremos que reveindicar tantas cosas con nuestros peques alrededor que no deberíamos acostumbrarnos. ¡Qué triste!.

    Un beso,
    María J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así es, María J. Pero bueno... nosotras somos más fuertes que todo eso, ¿verdad?
      Un abrazo.

      Eliminar

Deja tu comentario. Me hace ilusión saber que estuviste aquí. Gracias.