Translate

martes, 24 de enero de 2012

HAN SIDO TRES ASIGNACIONES, RECTIFICO

Aunque empecé con muchísima ilusión -y de hecho la mantengo- las obligaciones me han apartado de la actividad bloguera últimamente. Y aún voy a estar una no muy larga temporada demasiado ocupada para poder escribir una entrada cada día. Ya quisiera yo... Pero retomaré los buenos hábitos en cuanto me sea posible. Mientras tanto, escribiré comentarios más cortos y menos frecuentes, lo cual no quiere decir que me aparte de la senda, en absoluto.

Hoy quiero rectificar lo que conté en la anterior entrada. Queda confirmado, no han sido 2 las asignaciones que ha recibido mi ECAI -todas las cuales pertenecen a ese gran grupo de 20 familias con el que se estrenó- sino 3. Confirmación recibida por parte de uno de los responsables de la propia entidad, por lo que no cabe lugar a dudas.

Esto nos acorta un poquito el camino, o así desee creerlo. Ya "sólo" quedamos 17 familias (salvo que alguien, por alguna circunstancia, no continúe) de las 20 que empezamos.

¿Cuándo llegará el ansiado momento? Quisiera tener la respuesta pero no es así. Sin embargo, mi espíritu optimista me hace pensar que no tardará demasiado. Tengamos fé.

Un abrazo a tod@s. Vuelvo pronto.

lunes, 9 de enero de 2012

DOS ASIGNACIONES

Nuevo año. Renovadas esperanzas. Ilusiones, proyectos y buenos propósitos. Puede que suene a tópico. Sí, estoy segura de que es así. Pero, ¿acaso no es verdad? El inicio de un año nuevo, sobre todo después de dejar atrás tanta reunión familiar -unas agradables, otras de obligado cumplimiento, algunas insufribles y demás"yerbas"- siempre, o casi, hace que nos marquemos un antes y un después. Y, por qué no, hay muchas personas que se plantean nuevos retos y hasta los consiguen (estudiar, hacer dieta, dejar de fumar, hacer ejercicio, etc.). Es mi caso, para este año 2012, tengo previstas varias cosas que, seguro, porque sólo dependen de mí, voy a conseguir, terminaré la Escuela de Práctica Jurídica y Forense, conseguiré, en un par de meses, el título de Mediadora Familiar y algunos otros asuntillos que ya iré comentando, pero... lo principal es tener a mi hijo o hija etíope conmigo, en su nuevo hogar, con la que será -o quizás ya es- su familia.

Hace unas semanas contaba que había sabido que una de las familias del cupo de veinte que tramitó la ECAI con la que estamos había recibido asignación. Pues no, no ha sido sólo una familia, han sido dos. Así que, salvo que haya quienes, por una u otra razón, hayan desistido o se hayan visto obligadas a ello por las circunstancias que sean, quedamos dieciocho a la espera. Eso quiere decir que el cerco que se va estrechando, que ya estamos más cerca de la asignación, del viaje, del encuentro, del abrazo, de las lágrimas de emoción y alegría... Doy la enhorabuena a todos los que zarpamos en este barco. Nos acercamos al puerto.